divendres, 18 de setembre de 2009

Maite ya no es tan dulce para el Rock 'n Roll.


Maite y su picardía, Maite y el mundo en sus pies. Ella ha sido siempre una triunfadora, ha pisoteado el miedo, ha escupido el reto y ha luchado con la Verdad como escudo. Pero Maite no será siempre sólo suya... la vida con el tiempo hacen juntos que ella se pierda. Y Va adentrándose poco a poco en un mar con de súbitas mareas, de lunas violetas y de olores dulces de mujer... y va descubriendo su propia verdad que siempre andaba escondida, esa verdad por la que nunca antes había luchado, guardándose esencias de cada mujer que resbala en su vida, las que la hacen temblar, esas musas del amor que sin conocerla saquean brutalmente su mundo y la certeza de quién es ella. Y a Maite le gusta temblar, le gusta saber que no es toda suya, que hay una parte en ella que desea una realidad idónea, que desea quererse por encima de la gente y de las bocas. Que es nueva en esto, y sólo sabe lo que quiere. Y la quiere a Ella. Su fuerza, sus chinches, su agudeza... y sueña en que un día pueda abrazarla sin miedo, sólo con ella en una burbuja de puro acero.




Así pues, nos encontramos de la mano dos extrañas adentrando nuestros cuerpos en un bar donde nadie es persona y las musas del sentir cojan nuestros cuerpos para hacer de ellos Rock 'n Roll.










Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Lo que te salga, no te cortes.