dissabte, 10 d’abril de 2010

que la sangre caliente de mis venas
se convierta en hiel autodidacta,
hija de Ivy, concebida en barro y guerra.
que el hilo blanco de mis senos
se haga el más mortal de los venenos
amamanto de Lilith, sacramento de Caín
para que mate todo aquello que me quita la destreza,
flaquezas de utopías lacran nuestros sentidos.
para que mate todo lo que nace de mis huesos
para que mate lo que sin quererlo es todo mío.

que la cuna de mis brazos te muda
esta noche febreril, mera vida eterna
de sangre de hiel, hilo de veneno
labios de invierno, corazón de inquina.

2 comentaris:

  1. por si no lo entendéis, va de una violación, embarazo joven y no deseado

    ResponElimina
  2. Marina, és magnífic.
    les metàfores que has posat, són el que més m'agrada.
    m'encanta, m'encanta, m'encanta.

    ResponElimina

Lo que te salga, no te cortes.